Sibundoy

MONASTERIO DEL SAGRADO CORAZON Y SANTA TERESITAEl 31 de enero de 1963 llegan al bello valle de Sibundoy (zona indígena), las: hnas. Monserrat del Niño Jesús de nacionalidad española, que venía de Bolivia en remplazo de la Madre Dolores del Sagrado corazón de Jesús (también  de nacionalidad española), que estaba prestando su servicio como priora en el Carmelo de Bolivia;  y las Hnas. de Pereira: Ángela de la Eucaristía, Amparo de la Cruz, María Inés de san José, Leonor de San Juan de la Cruz(todas de nacionalidad Colombiana); acompañadas por dos aspirantes (también colombianas),  las familias de las monjas  y junto con ellas  los camiones con todas sus pertenencias.    

Esta fundación fue iniciativa de la Madre Dolores del Sagrado Corazón de Jesús, con la ayuda del padre LUCAS FRAYLE CAPUCCINO, su primo; quien se encontraba viviendo en Sibundoy, y al saber que quería una fundación la invitó.   Por gracia de Dios en la misma época las Hnas. de Pereira también querían una fundación en Manizales (1958), la cual no fue posible; y teniendo conocimiento de las Hnas. de Bolivia, que querían fundar el Carmelo en Sibundoy, se pusieron de acuerdo a través de cartas entre ellas, tanto la madre Dolores de Pereira, como la madre Dolores de España quien ese momento se encontraba en Bolivia.

En esta época Sibundoy, era una región Selvática, con muy pocos habitantes en su gran mayoría nativos del valle; en donde se encontraban también los Padres Capuccinos y entre ellos Monseñor PLACIDO CROUS, como Vicario Apostólico del Putumayo en ese entonces.  Este Carmelo enclavado en territorio misional, encarna el carisma teresiano, legado por su santa madre teresa de Jesús

Y así, con gran alegría y entusiasmo, llegaron nuestras hermanas a establecer este Carmelo MISIONERO DE LA AMAZONIA DE COLOMBIA.

¡Qué hermoso comienzo!

Nuestras fundadoras fueron muy bien recibidas por Monseñor Plácido Croush, los padres Capuccinos, las Hnas. Franciscanas, y demás comunidades Religiosas, junto con todo el pueblo de Sibundoy.

¡LLEGA EL GRAN DIA!

EL  9 DE FEBRERO de 1963, fue la ERECCIÓN CANÓNICA POR MONSEÑOR PLACIDO CROUS, el cual anhelaba tener en este lugar una comunidad de vida contemplativa, cuyo objetivo específico dice Monseñor: “es ofrecer sus oraciones, sacrificios y obras buenas por las vocaciones sacerdotales, para que haya muchas vocaciones, para que los llamados a Dios correspondan fielmente a ese llamamiento y por la perseverancia y santificación de los seminaristas, sacerdotes” y desde luego por todo el mundo.

¡Y EMPIEZA NUESTRO FUNDACION EN EL VALLE DE SIBUNDOY!

¡Todo no fue tan fácil!… pero gracias al respaldo de Monseñor Placido, y los Sacerdotes Capuchino en ese tiempo todo se fue dando. La comunidad se dedicó en cuanto al trabajo a la elaboración de hostias, ornamentos y objetos litúrgicos, panes y galletas, arreglos florales y hasta banquetes para poder subsistir.

PRIMERA COMUNIDAD

Nuestra comunidad desde hace 57 años, vive cimentada en la esencia del carisma carmelitano como hijas de Santa Teresa de Jesús…  viviendo en un clima de soledad, silencio y oración, para el servicio de la Iglesia y de la humanidad entera, también con gran fidelidad participamos de la oración de Nuestro Señor con la Sagrada Eucaristía y el Rezo del Oficio Divino en el trascurso del día, dentro de las diferentes actividades comunitarias y el trabajo para nuestro sustento.

Actualmente nos dedicamos en la elaboración de Escapularios y ornamentos.

El sagrado Corazón de Jesús y Santa Teresita, nuestros patrones, nos enseñan a vivir nuestro carisma con fidelidad, entrega, amor al prójimo y como nos lo manda nuestra santa Regla: VIVIR EN OBSEQUIO DE JESUCRISTO, viviendo con plenitud los Consejos Evangélicos.

BogotáBucaramangaCaliGaragoaGirardotaLa CejaLa EstrellaMedellínPereiraPopayánSibundoyVilla de Leyva