Encuentro de formandas 2013

JUEVES 8  DE AGOSTO

“ANUNCIAD A TODA LA TIERRA LAS MARAVILLAS DEL CREADOR”

Estando hoy suplicando a nuestro Señor hablase por mí, porque yo no atinaba a cosa que decir ni como comenzar a cumplir esta obediencia de cronista, se me ofreció lo que ahora diré, para comenzar con algún recuento.

Sí; es verdad, en el cielo hay muchas moradas, pero en este día al despertar fue difícil considerarlas pues amaneció muy lluvioso, opaco y frío, pero Dios que nos conoce y sabe que deseábamos tener en Él nuestros deleites, hizo que poco a poco la lluvia se tornara en bendiciones de un día despejado y hermoso, en el que gozamos contemplando este paraíso pereirano.

Tornando a lo que quería decir, fue Él mismo quien con su toque delicado nos invitó a levantarnos y a dirigirnos a la oración, ya que en este día no hubo campanera para el amanecer. Así, con ánimos animosos tuvimos nuestro encuentro fraterno y orante en la capilla, motivadas por las hermanas de los monasterios de Pereira, La ceja y sibundoy y luego nuestro encuentro personal con Dios.

No es pequeña lástima y confusión que por mi culpa no sepan quién nos atendió en el desayuno y quién celebró la Eucaristía y quién nos dirigió la conferencia de este día. Pues si esto sería gran bestialidad, sin comparación es mayor si no procurara compartir los contenidos tan profundos de la homilía y de la conferencia del padre John Jairo.

Han de tener paciencia porque no sabré dar a entender la alegría que experimentamos  desde el desayuno con las grandes atenciones de Diana, Claudia y Nancy que se desbordaron en cariño y afecto con sus atenciones y detalles.

En cuanto a la homilía del Padre John Jairo, plega al Señor que atine a decir algo, aunque no es tan dificultoso, porque nos invitó a contemplar la vida de santo Domingo de Guzmán, el cual también, como nuestra Santa Madre Teresa, dedicó su vida a contar las maravillas que hizo el Señor.

Escogido, inspirado por Él, funda la Orden de Predicadores, su mejor aporte para la Iglesia y su respuesta a una necesidad de su tiempo, nos muestra la importancia de predicar la verdad con la vida. Sus obras son la expresión de su ser. Sin ruido de palabras, sin abrir la boca, con gestos, actitudes, miradas y comportamientos podemos hablar de Dios y con Dios.

Tornemos ahora a compartir la dimensión mística del carisma que es el tema que nos compartió el padre John Jairo en la conferencia de este día.

Fuimos  invitadas a recordar la escena del joven rico y sus interrogantes ¿qué he de hacer yo? ¿Qué más me falta? Este interrogante nos invita a trascender, a ir más allá; a no quedarnos en “el común de vírgenes” sino a buscar la dimensión mística como un don, es decir, que al descubrir que somos aves, no nos quedemos como gallinas sino que volemos alto con vocación de águilas.

Es una invitación a vivir la aventura de la trascendencia, no de la decadencia de una vida estéril aunque consagrada.

Todo el que nos ve debe sentirse llamado a la trascendencia ya que hemos sido llamados a vivenciar el nivel más alto y mejor de la relación del ser humano con la naturaleza, con el hermano, con Dios y consigo mismo para dar el mejor de los frutos que es el amor, y de esta manera ser líderes en la búsqueda del Reino. Esta búsqueda que nos termina llevando a ser místicos, con tres puntos clave:

•             La experiencia

•             La conciencia

•             El lenguaje

La EXPERIENCIA de Dios que acontece en el hombre.

Esta experiencia produce una nueva CONCIENCIA en la persona que lo llena de luz, de saber, de sentido. Es “darse cuenta”.

La experiencia y la conciencia mística generan un nuevo LENGUAJE “inspirado” para dar testimonio convirtiéndonos en misioneros del misterio; de la gracia que se nos ha conferido.

Son tan oscuras de entender estas cosas, que a quien tan poco sabe, forzado habrá de decir muchas cosas superfluas y aun desatinadas para decir alguna que acierte.

Torno a decir otras muchas cosas importantes de este día.

Nuestras hermanas de Cali y de La mansión encargadas de la recreación de este día, nos compartieron una película que ellas ya habían visto para iniciar el estudio de las moradas. Fuimos invitadas a iniciar a verla en la recreación del medio día y terminarla en la recreación de la noche. El título encierra el contenido de la película “alcanza tu sueño” que viene muy acorde con el tema del día, invitadas a “volar alto” con la mística teresiana.

Después del merecido descanso nos esperaba “la foto de rigor” parecía que muchas hermanas habían pasado la siesta cogiendo palco y ubicándose en el lugar más vistoso, otras por el contrario llegaban cuando ya se acababa la sesión de fotografía. Olmedo y el seminarista Libardo Andrés fueron los fotógrafos y se consiguieron una escalera de grandes dimensiones para fotografiarnos desde los mejores ángulos, y no daban abasto con las cámaras que esperaban turno para ejercer su función. El padre John Jairo tampoco se perdió la sesión de fotografía, aunque llegó un poco tarde se le concedió uno de los mejores lugares para posar.

En la tarde después de la conferencia que por cierto fue larga y sustanciosa  nos despedimos del padre, no sin antes repetir la sesión de fotografía y repartirnos el material que nos dejaba como síntesis de la conferencia, le agradecimos el esfuerzo tan valioso que hizo para estar con nosotras a pesar de su estado de salud y le ofrecimos nuestra oración y  apoyo espiritual.

En la tarde se tenía preparada una fogata pero como estaba comenzando a llover nuevamente se decidió continuar con la película.

En la  noche después de las rifas y entrega de detalles de los monasterios de Cali y La Mansión finalizamos esta jornada dando gracias a Dios por la experiencia vivida en este día y el último prácticamente de nuestro encuentro.

Acceder

Quién esta en línea

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea

Música Carmelitana

Reflexiones

reflexion

Video Carmelitas La Estrella

videocd

pensam-tere

Obras Santa Teresa

obras