Encuentro de formandas 2013

LUNES 5 DE AGOSTO

Con el  rezo de Laudes animado por las hermanas de Girardota y Popayán iniciamos nuestra segunda jornada del cursillo;  dándole gracias a Dios por un año más de vida de nuestra hermana Ana María del monasterio de La Estrella. Con nuestros mejores deseos porque su vida siga siendo  muy fecunda y alegre en el Señor, nos dirigimos al salón de conferencias y allí le dimos una “serenatica” al son de guitarras y por supuesto nuestro abrazo fraternal.  Brindamos por su salud y felicidad, y después de este pequeño pero sentido agasajo  nos dispusimos para continuar las actividades del día.

La Madre María Paula tenía dos cartas para leernos. La primera, la carta enviada por la Hna. Gilma de Jesús y Comunidad; que nos animaba a las cursillistas a hacer eco de la exhortación que el Papa Francisco había hecho en días anteriores  a los Jesuitas en la celebración de San Ignacio de Loyola; en la cual los invitaba a hacer del Señor centro y fundamento de su vida. De igual manera la Hna. Gilma nos hacía esta invitación, a la vez que se unía a nosotras con su oración y la de su comunidad por los frutos espirituales de este encuentro.   Agradecemos a la Hna. Gilma  por esa voz de aliento y la reflexión y comentarios suscitados  por medio de su carta, pues fueron muy enriquecedores.

La segunda carta era la de Ntra. Santa Madre Teresa de Jesús; que espléndidamente nos recordaba la grandeza de nuestra vocación, a la vez que nos daba algunos avisos a tener presente en el momento histórico en que vivimos. Le agradecemos de corazón a la Hna. Ana Isabel de la Santísima Trinidad del monasterio de Bucaramanga por unirse a nuestra aventura con la redacción de este hermoso texto que sin lugar a dudas hizo mucha resonancia en cada una de nosotras y nos permitió escuchar la voz de Ntra. Madre teresa sintiendo el compromiso de mantener vivo su legado.

Sentimos mucho que el padre Enrique Uribe no haya podido acompañarnos en esta ocasión, pero nos consuela saber que se hace presente con su oración y el amor que siente por nosotras; y recordándolo con especial gratitud encomendamos al Señor su vida y su salud. Que Dios recompense la disposición e interés que siempre nos ha manifestado para ayudarnos en nuestro crecimiento espiritual. Y con el mismo aprecio recibimos al Padre Mauricio Uribe O.C.D. quien nos había de acompañar de lunes a miércoles para ayudarnos a profundizar en el tema de la “Antropología mística teresiana”.

Desde su primera conferencia nos fue introduciendo en el misterio siempre nuevo del Dios encarnado; y mediante lo que él llamó un examen de “Resonancia o Scanner” nos fue conduciendo a un diagnóstico integral del ser humano. Metáfora que efectivamente nos ayudaría  a re-descubrir  quiénes somos dentro de  los  inefables designios de la misericordia divina.

Finalizada la segunda conferencia hacia las 11.45am,  nos  dirigimos a la capilla para  la celebración de la Santa Misa, presidida por el Padre Mauricio y animada por el grupo de liturgia del día. Después de haber recibido el alimento espiritual y fortalecidos con el pan de la Palabra nos desplazamos al comedor;  lugar que se convierte en espacio para compartir experiencias que se desatan ante preguntas como: ¿Cuánto llevas en el Carmelo?, ¿Cómo lo conociste?, ¿Cómo te has sentido?, en fin preguntas que nos llevan realmente a llenarnos de alegría al constatar el acontecer de Dios en nuestra historia personal de modos tan diversos! No queda más que rendirnos en admiración ante el Absoluto y disfrutar del gozo de sabernos “llamadas”.

Minutos después pasamos al salón de conferencias donde nos esperaban unos amigos de la comunidad de Pereira que nos tenían preparada una serenata. Con canciones carmelitanas y algunos temas colombianos nos brindaron un rato de esparcimiento y de gran regocijo al poder compartir de forma tan amena nuestra identidad espiritual y nacional. Que Dios bendiga su talento, su  generosidad y el cariño con que han querido ser parte de este maravilloso encuentro.

Después de este rato tan agradable nos dispusimos para la conferencia de la tarde, y finalizada ésta tuvimos un ensayito de cantos para el día siguiente; pues estábamos cordialmente invitadas a la inauguración de un  salón capilla allí mismo en Santa María de los Ángeles. La Eucaristía sería presidida por Mons. Rigoberto Corredor, Obispo de Pereira, quien quiso nos hiciéramos presentes en la celebración y participáramos con algunos cantos.

En la noche, después de la cena tuvimos la recreación;  terminando el día entre juegos y risas con las dinámicas dirigidas por nuestras hermanas de Pereira y de La Estrella;  que resultaron muy propicias para seguir conociéndonos y poder intercambiar impresiones y emociones. Revoloteábamos de un lado al otro buscando hermanas que respondieran a nuestras preguntas, para   en el menor tiempo posible  llenar el cuadrito y poder gritar ¡Bingo!  Una vez se oyó este grito se procedió a la premiación y entrega de detalles que las organizadoras de esta recreación nos habían

traído desde sus monasterios. Cansadas pero muy contentas nos retiramos a descansar. Así finalizó  esta jornada del encuentro.

Acceder

Quién esta en línea

Hay 17 invitados y ningún miembro en línea

Música Carmelitana

Reflexiones

reflexion

Video Carmelitas La Estrella

videocd

pensam-tere

Obras Santa Teresa

obras